FXGM: sugerencias sobre el forex

El comercio online con FXGM: 10 sugerencias

Cada vez son más las plataformas de comercio online en circulación que prometen beneficios altisonantes en tiempos breves. En realidad, operar con las plataformas de CFD y de Forex significa efectuar auténticas inversiones, que necesitan conocimientos previos del sector financiero.
Por otra parte, no todos los brokers pueden garantizar una experiencia de comercio válida y por ello es fundamental elegir a los adecuados para aumentar las posibilidades de éxito.

Una de las plataformas más fiables, seguras y eficientes es FXGM, una sociedad autorizada que cuenta con la licencia CySEC y ofrece servicios de cualidad a sus usuarios para que éstos puedan cimentarse en los mercados de acciones y divisas. Activando una cuenta con FXGM se dispone de una amplia gama de funciones, material e instrumentos que facilitan el comercio incluso para quien no cuenta con una larga experiencia en el sector.

Pero, ¿cuáles son las estrategias que se deben aplicar para asegurarse beneficios notables?
Aquí damos 10 consejos para hacer comercio online con FXGM.

1. Fiarse sólo de brokers autorizados

Ésta es la condición básica en el ámbito de las plataformas de comercio: elegir una sociedad que posea una licencia reglamentaria (para más información, visite igualmente la página oficial de Linkedin FXGM), permite operar siendo conscientes de haber puesto el depósito en manos de un broker fiable, que no irá en contra de los usuarios y tratará de darle las prestaciones de forma correcta y transparente.

Así, los órganos de control tienen la finalidad de monitorizar las transacciones financieras online, dispensando la licencia a los brokers que se adecúan a los reglamentos internacionales, como la Directiva comunitaria MiFID. Se aconseja desconfiar siempre de brokers desprovistos de licencia y con informaciones poco claras sobre su sede legal.

2. Reflexionar sobre los tipos de cuenta

Cuando se decide activar una cuenta con un broker de comercio online, normalmente se proponen diversos tipos de cuenta, cada uno de ellos asociado a características concretas. Por ejemplo, FXGM ofrece 6 tipologías, que van desde la cuenta “Descubrimiento”, dedicada a quien desea explorar por primera vez el universo del comercio, hasta la “VIP”, más exclusiva y dirigida a usuarios más expertos.

En el momento de abrir una cuenta, es aconsejable preguntarse cuáles son los servicios más útiles: ¿es mejor elegir una cuenta según los bonus, por la asistencia que se ofrece o según las funciones adicionales presentes en la interfaz?

3. La ganancia será proporcional al importe depositado

Algunos brokers ponen a disposición de los operadores de valores cuentas activables con sólo 10 euros, una opción ventajosa sólo en apariencia, porque el depósito corre el riesgo de consumirse con pocas órdenes, dejando a los usuarios con la sensación de frustración. Quien desee ganar sumas relevantes, deberá tener en cuenta que un buen presupuesto inicial podrá garantizar tanto beneficios elevados como la oportunidad de seguir operando incluso después de resultados negativos. Con la cuenta “Descubrimiento” de FXGM se puede empezar a comerciar con un importe mínimo de 200 dólares, una suma asequible que permite realizar discretas ganancias. En cambio, los usuarios que seleccionen cuentas más avanzadas, como la “Premium”, dispondrán de funciones más completas, además de los servicios de asistencia comunes a todos los tipos de cuenta.

4. Volver a la escuela siempre resulta útil

Los brokers de calidad ofrecen material didáctico a los nuevos usuarios, para consolidar las competencias en el sector financiero, y por ello dispone una auténtica “escuela de comercio”, rica en recursos específicos, especialmente para los nuevos de las plataformas. La fase de formación suele ignorarse, porque quien abre una cuenta quiere lanzarse de inmediato al mar del comercio, sin perder tiempo con e-book, tutoriales en vídeo y webinar. En realidad, dedicarse al estudio de los factores que influyen en los mercados de acciones es tiempo ganado, ya que se permitirá reaccionar a las turbulencias de los mercados con mayor seguridad y tempestividad. El operador de valores inexperto que repentinamente se salta la fase de estudio sólo podrá confiar en la suerte y en su instinto, con el riesgo de dilapidar su depósito en pocos días.

5. Empezar a comercializar sólo cuando uno se siente preparado

La prisa siempre es mala consejera y esto es válido también para el comercio online. Antes de empezar a operar, es aconsejable efectuar una auto-evaluación de las propias capacidades: ¿He adquirido la información suficiente sobre el funcionamiento de la interfaz? ¿Soy capaz de delinear estrategias? ¿Soy capaz de leer con facilidad los instrumentos de análisis y los gráficos?

6. Elegir el instrumento preferido de cada uno

Con FXGM es posible operar en dos frentes diferentes: el comercio de acciones y el de divisas. Con los CFD se podrá tratar la compraventa de títulos, índices y materias primas en los mercados internacionales, en un intento de lograr beneficios gracias a las fluctuaciones de las cotizaciones de los activos que cotizan en los mercados; con el Forex se podrán fijar órdenes en los pares de divisas, como EUR/USD, para obtener ganancias especulando con el cambio de monetario. Se podrá elegir el ámbito preferido según las propias competencias, los propios intereses y el estilo de comercio.

7. Aprender a utilizar del mejor modo posible los instrumentos

Al hablar de comercio online, con frecuencia nos referimos a los instrumentos de análisis técnico y fundamental. Se trata de funciones que ayudan a los usuarios en su elección de activos sobre los que operar, con indicaciones sobre el momento más ventajoso para entrar o salir de los mercados.

Los instrumentos de análisis técnico se suelen asociar a visualizaciones gráficas, cuya correcta interpretación permitirá comprender del mejor modo posible el desarrollo de las tendencias financieras.

En cuanto a los instrumentos de análisis fundamental, entre ellos destaca el calendario económico, que permite mantenerse siempre al día sobre los acontecimientos financieros de mayor impacto.

8. Evitar ser presa del pánico

El comercio online es una actividad que requiere estar a prueba de nervios, tiempos de reacción rápidos y competencias multi-tarea. Dado que a veces tiene que ver con importes de cierta entidad, será fundamental gestionar del mejor modo posible la componente emotiva, evitando ser presa del pánico en los momentos de mayor confusión de los mercados.

9. Aceptar las pérdidas

No hay nada peor que empeñarse en recuperar una pérdida, a toda costa, al cerrar una sesión de comercio diaria: de hacerlo, en muchos casos se corre el riesgo de alimentar ulteriormente el pasivo. De hecho, el balance no se evalúa a corto plazo, sino con un horizonte temporal más amplio, dentro del cual los pasivos se configuran como hechos fisiológicos y por ello, para ser aceptados.

10. Correr los riesgos justos

Los operadores de valores se dividen en dos grandes categorías: los agresivos y los conservadores. Una excesiva moderación a veces es contraproducente, ya que se traducirá en beneficios limitados; en cambio, operaciones más audaces, efectuadas después de haber calculado los riesgos, podrán aumentar el margen de beneficio.